Mares y Costas | Fundación Vida Silvestre Argentina

Mares y Costas



Los mares poseen los mayores recursos naturales del mundo, proveen alimentos, minerales y energía, son el hogar de la mitad de la biodiversidad mundial y ayudan a regular el clima de nuestro planeta.

A pesar de su riqueza, esta ecorregión está amenazada por diversas actividades humanas, incluyendo:
  • la pesca no sustentable: sobrepesca, captura de juveniles y la captura incidental de especies no deseadas.
  • la contaminación generada por actividades costeras.
  • el turismo masivo nacional e internacional.
  • la exploración y explotación off-shore de petróleo y gas.
  • el transporte marítimo.
Para 2020, la Argentina debería proteger, al menos, un 10% de su superficie, sin embargo, solo un poco más del 4% de la superficie marina total está hoy protegida.
Ante las amenazas que sufre esta ecorregión, desde Vida Silvestre trabajamos en diferentes líneas de acción:
  1. La Reserva San Pablo de Valdés: protección del patrimonio natural y cultural del área.
  2. Un modelo pesquero sustentable: implementar el enfoque ecosistémico, mejorar la gobernanza y acceder a las certificaciones de sustentabilidad como el MSC.
  3. Educación ambiental:Informar, sensibilizar y educar a actores claves en las posibilidades de conservación y uso sustentable del área marina: Kit Educativo.
  4. Especies: conservación y protección de especies amenazadas: albatros y petreles, delfín franciscana y ballena franca austral, por la pesca (captura incidental y descarte) y otras actividades humanas.
  5. Apoyo a la creación y manejo efectivo de áreas marinas protegidas públicas. Así, en 2013 apoyamos la creación de la primer área marina protegida oceánica (Banco Namuncurá - Banco Burdwood).
Conocé más sobre el programa Mares y Costas.

¡Sumá a tu empresa!
 
	© Gaviotas sobrevolando
© Gaviotas sobrevolando
 
	©  Costa argentina
© Costa argentina

RESERVAS NATURALES

Un área protegida es un área manejada con normas que garantizan la protección de los recursos naturales y culturales.
Los países del mundo deberían alcanzar a proteger al menos un 17% de cada región natural terrestre a 2020. Sin embargo, en la Argentina, sólo alrededor del 10% de la superficie continental se encuentra incluida en unidades de conservación. A su vez, sólo un 20% de las áreas protegidas terrestres se encuentra con un nivel aceptable de manejo, mientras que el 57% cuenta con nulo nivel de implementación.

El proyecto de Reservas Naturales trabaja entre otras cosas en:
1.Áreas protegidas Públicas:
  • Apoyo a la creación a través de la compra de tierras, acciones de incidencia política, evaluación de áreas y prioridades, etc.
  • Apoyo al manejo efectivo de estas áreas públicas mediante el asesoramiento técnico, capacitaciones y talleres.
  • En 2013, apoyamos la de creación de la primer Área Marina Oceánica Protegida: Namuncurá - Banco Burdwood.
2.Áreas protegidas Privadas:
  • Creación y manejo de reservas Propias: Vida Silvestre tiene experiencia de gestión en 3 reservas naturales: - “Campos del Tuyú”: Vida Silvestre la donó en 2008 a la Administración de Parques Nacionales. -“Reserva de Vida Silvestre Urugua-í”: creada en 1998, es manejada por Vida Silvestre y recibe apoyo para su manejo efectivo por parte de empresas y organismos internacionales, entre otros. -“Reserva de Vida Silvestre San Pablo de Valdés”: Creada en 2005,  es manejada por Vida Silvestre y recibe apoyo para su manejo efectivo por parte de empresas y organismos internacionales, entre otros.
  • Apoyo a la creación y manejo de Reservas Naturales en campos de propietarios: “Red de Refugios de Vida Silvestre” -Desarrollo de relevamientos ecológicos de las propiedades, asesoramiento y gestiones políticas, entre otras actividades.
Conocé más sobre el proyecto de Reservas Naturales.

¡Sumá a tu empresa! 
 
	©
©
 
	© Áreas marinas y costeras protegidas
© Áreas marinas y costeras protegidas

RERSERVA DE VIDA SILVESTRE SAN PABLO DE VALDÈS 

En 2005, Vida Silvestre adquirió la Estancia “San Pablo”, una propiedad de 7.360 hectáreas de superficie y 12 km de costas ubicada sobre la costa del Golfo Nuevo de la Península Valdés, con el fin de crear la Reserva de Vida Silvestre “San Pablo de Valdés”. De esta manera, Vida Silvestre se convirtió en un aliado permanente de todos los actores que trabajan por la conservación y el desarrollo sustentable de la Península de Valdés como un Área Natural Protegida de la provincia de Chubut que es asimismo Sitio de Patrimonio de la Humanidad de UNESCO, Sitio Ramsar y forma parte de la Red de Hemisférica de Reservas para Aves Playeras.

Vida Silvestre trabaja en la Península de Valdés en temas de conservación de la biodiversidad, turismo responsable y la promoción de mejores prácticas ganaderas.

Para ello trabajamos, entre otras cosas, en:
  • Promover la investigación y el monitoreo del área en sus aspectos naturales, culturales y sociales.
  • Conservar una muestra de la diversidad paisajística biológica y cultural de la estepa patagónica y costera.
  • Comunicar, difundir y educar acerca de los valores del área, así como de los principios de manejo y conservación desarrollados por Vida Silvestre.
Conocé más sobre nuestro trabajo en la Reserva San Pablo de Valdés. 

¡Sumá a tu empresa!  
 
 
	© Trabajando en la Reserva
© Trabajando en la Reserva
 
	© Reserva San Pablo de Valdés
© Reserva San Pablo de Valdés

PESCA RESPONSABLE

Fundación Vida Silvestre Argentina busca impulsar un modelo pesquero sustentable. 
Promover y asegurar soluciones para lograr el uso sustentable de los recursos marinos, destacando los beneficios sociales y económicos de mantener ecosistemas sanos y productivos.
Para ello, trabajamos estableciendo alianzas y articulando el trabajo con instituciones públicas y privadas, comunidades locales y agentes de gobiernos para lograr resultados en conjunto que disminuyan el impacto de la pesca sobre los ecosistemas marinos.
El trabajo con pescadores artesanales y científicos ha permitido identificar formas alternativas de pesca y medidas de mitigación que disminuyan la mortalidad del delfín franciscana. Las iniciativas conjuntas con científicos y ongs, la participación del sector privado y el apoyo del Estado nos permiten disminuir la mortalidad de albatros y petreles en la pesca de arrastre en el Mar Argentino.

Pesca Responsable
La pesca marítima es una de las principales actividades económicas de nuestro país. Sin embargo, la sobreexplotación de los recursos pesqueros, principalmente la merluza común, han puesto en riesgo al recurso, el equilibrio ecológico de nuestro mar y el futuro de la actividad.
En Vida Silvestre alentamos una alternativa ambiental sostenible a través de la promoción del programa de certificación de pesquerías del Marine Stewardship Council (MSC).Estas certificaciones permiten reconocer y recompensar la buena gestión pesquera, y crear una manera sencilla para que compradores y consumidores puedan identificar productos del mar sostenibles. Sumado a esto desarrollamos un vínculo con Wal-Mart argentina para promover el consumo responsable de pescado en nuestro país, valorando las pesquerías certificadas.

Conocé más sobre nuestro trabajo en Pesca Responsable.

¡Sumá a tu empresa!
 
	© Certificación MSC
© Certificación MSC
 
	© Campaña por la protección de la Merluza
© Campaña por la protección de la Merluza

EDUCACIÓN AMBIENTAL

Luego de más de 30 años de historia, continuamos creyendo que la educación es la base para promover un cambio en la forma en que nos relacionamos con el ambiente, y apostamos a ello a través de diversas actividades. En este sentido, proponemos estrategias de trabajo conjunto con los principales actores de nuestro sistema educativo (ministerios, docentes y alumnos). El Programa de Educación Ambiental apunta a brindar modelos de educación en donde el ser humano se desarrolle en armonía con la naturaleza.
La promoción de la conservación de algunas especies marinas amenazadas y el manejo sustentable de aquellas especies prioritarias que tienen un valor especial, así como también de sus hábitats.

Desde vida Silvestre trabajamos en el desarrollo de:
1. Kits Educativos. 
2. Talleres para escuelas públicas y privadas de todo el país.
3. Capacitaciones a docentes.

Kit Educativo “Marino”
Objetivos generales:
  1. Aportar conocimiento y experiencia en torno a la temática de Educación Ambiental de modo que pueda nutrir a las políticas oficiales y mejore su tratamiento en el currículo escolar.
  2. Desarrollar materiales educativos sobre la situación ambiental de la ecorregión y distribuirlos en las instituciones educativas.
  3. Capacitar a educadores sobre la problemática ambiental, brindando herramientas para su inclusión en las actividades educativas.
Así, el Programa de Educación Ambiental busca promover mejoras en la enseñanza de los contenidos de Educación Ambiental incluidos en los diseños curriculares de las provincias argentinas.

Logros y alcances de un proyecto similar:
En noviembre de 2012 Fundación Vida Silvestre Argentina distribuyó el Kit Educativo sobre Medio Ambiente en la ciudad de Buenos Aires llegando a más de 800 instituciones y escuelas. Como parte de la estrategia 1.000 ejemplares se donaron a la Reserva Ecológica Costanera Sur, para ser distribuidos entre las instituciones educativas que la visiten. Además, en la web de Vida Silvestre se subió todo el contenido de la Caja Educativa, para el acceso al público masivo. De esta forma, el alcance tiene una amplitud significativa. El proyecto contó con el auspicio del Banco HSBC y el apoyo de la Reserva Costanera Sur. Para su distribución se sumó la Fundación Andreani.

Conocé más sobre el Programa de Educación Ambiental.

¡Sumá a tu empresa!
 
	© Materiales del Kit Educativo Marino
© Materiales del Kit Educativo Marino
 
	© Kit Educativo Urbano
© Kit Educativo Urbano

BALLENA FRANCA AUSTRAL Y DELFÍN FRANCISCANA

En Vida Silvestre trabajamos atentos a lo que sucede en el área para favorecer la lenta pero progresiva recuperación de la Ballena Franca Austral, a través de un ordenamiento de los usos del Golfo y, especialmente, de la Bahía Nueva. Por eso, desarrollamos una serie de proyectos para favorecer su conservación. 
Entre mayo y diciembre de cada año, alrededor de 2.200 ballenas francas australes visitan los golfos de la Península Valdés (Chubut), sitio Patrimonio Natural de la Humanidad, para reproducirse y criar a sus cachorros. Vida Silvestre trabaja para proteger su hábitat permitiendo así que regresen cada temporada.

El Delfín Franciscana es una de las especies más enigmáticas del mar argentino y uno de los cetáceos más raros y amenazados del mundo. Se distribuye desde Espíritu Santo (Brasil), hasta el norte del Golfo San Matías (Río Negro).

Uno de los principales peligros que enfrenta es la muerte por captura incidental en redes agalleras o de espera utilizadas en la pesca artesanal, tejidas con un material tan fino que los delfines no alcanzan a detectar, por lo que la especie suele quedar enredada y finalmente se asfixia.
Los resultados de una investigación coordinada por Vida Silvestre, y apoyada por la Convención de Bonn, evidenciaron un bycatch aproximado de 1.000 ejemplares por año, para una población regional estimada en 35.000 animales. Trabajando en conjunto con ONGs y pescadores se han desarrollado métodos de pesca alternativos que podrían mitigar este impacto.

Conocé más acerca de nuestro trabajo con la Ballena Franca Austral y el Defín Franciscana.

¡Sumá a tu empresa!  
 
	© Ballena Franca Austral
© Ballena Franca Austral
 
	© Equipo de Vida Silvestre y Fundación AquaMarina trabajando juntos
© Equipo de Vida Silvestre y Fundación AquaMarina trabajando juntos

ALBATROS Y PETRELES

El Mar Argentino alberga alrededor de 80 especies de aves marinas que se reproducen y alimentan en esta zona. Mas de 18 especies están amenazadas, e incluidas en el Libro Rojo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN, 2009). Las pesquerías son una de las principales amenazas que las afectan alrededor del globo.
Fundación Vida Silvestre trabaja en una estrategia integrada para abordar el impacto de la pesquería sobre el ecosistema, tomando inicialmente la problemática de especies amenazadas o en peligro como albatros y petreles, aunque más adelante pueden incluirse también otros grupos como mamíferos marinos, tiburones y rayas, o tortugas marinas.
En febrero de 2012, el Consejo Federal Pesquero aprobó el proyecto “Reducir la mortalidad incidental de albatros y petreles en pesquerías de arrastre en el Mar Argentino. Promover la toma de conciencia en el sector y las prácticas de pesca responsable, un paso necesario para la conservación de especies amenazadas”.
Este uno de los primeros enfoques sistémicos para construir capacidades en el sector pesquero, desarrollar una visión conjunta e integrada entre el sector privado, el estado y la sociedad civil, y propiciar resultados efectivos favorables para la conservación de albatros y petreles a partir de la implementación de medidas de mitigación.