¿Qué podemos hacer? | Fundación Vida Silvestre Argentina

¿Qué podemos hacer?



  • Informarnos sobre la situación de los bosques nativos: qué especies habitan, cuáles están amenazadas, cuáles tienen alguna utilidad (madera, alimento, forraje, medicinas), cuáles son los lugares más valiosos (en cuanto a biodiversidad), cuáles son sus amenazas, etc.
  • Divulgar esta información entre nuestros conocidos para sensibilizarlos y generar la preocupación por informarse, conocer, viajar. Así, habrá más ciudadanos que valorarán el valor de nuestros recursos naturales.
  • Participar activamente en campañas que tienen como objetivo proteger y/o realizar un uso sustentable de los bosques.
  • Conocer el ordenamiento territorial del bosque nativo. Así, sabremos en qué áreas está permitida la deforestación y en cuáles está prohibida.
  • Denunciar, ante la autoridad provincial, las operaciones de desmonte que conozcamos o que veamos desde la ruta. Aún si la operación se realiza en un área permitida, es posible que no se hayan respetado todos los requisitos (superficie, plan productivo, evaluación de impacto ambiental, audiencia pública).
  • Indagar en las plataformas electorales de nuestros representantes antes de votar para saber si priorizan su conservación y su uso sustentable.
  • Hacer pedidos de acceso a la información pública sobre proyectos que puedan afectar a los bosques.
  • Interesarnos por el origen de los productos de madera que compramos, especialmente, en insumos para la construcción y los muebles. ¿Qué especie es? ¿De dónde viene? ¿Es cultivado o de bosque nativo? ¿Cómo está la situación de los bosques en esa provincia o en la región? ¿Qué grado de formalidad tienen los operadores que cosechan la materia prima? Tomarnos un tiempo para averiguar estos datos. Seguramente, el vendedor no tendrá todas las respuestas pero es importante que los comerciantes sepan que la demanda se preocupa por estas cuestiones.
  • Comprar productos con madera certificada FSC (muebles, por ejemplo).
  • Aunque es mejor consumir madera a otros materiales no renovables (como los metales y los plásticos derivados del petróleo), optemos por aquellas que tienen el certificado FSC y evitemos la compra de especies muy castigadas (como el caldén, el cedro misionero, el palo santo, el quebracho colorado, el alerce).
  • Si invertimos en acciones, fideicomisos u otros instrumentos relacionados con negocios agropecuarios o inmobiliarios, tenemos que asegurarnos de que nuestro dinero no sea responsable de la destrucción de áreas claves para la conservación.
  • Asociarnos a organizaciones que trabajan en la temática, como Fundación Vida Silvestre Argentina.
 
	© Taller de Vida Silvestre “Tu papel es importante” en la provincia de Santa Fé.
© Taller de Vida Silvestre “Tu papel es importante” en la provincia de Santa Fé.
 
	© Taller de Vida Silvestre “Tu papel es importante” en la provincia de San Luis.
© Taller de Vida Silvestre “Tu papel es importante” en la provincia de San Luis.

Consejos para utilizar el papel de forma racional

  • Comprar papel certificado FSC.
  • Comprar papel reciclado.
  • Imprimir y fotocopiar sólo cuando sea realmente necesario.
  • Si es posible, imprimir y fotocopiar en ambas caras de las hojas.
  • Antes de imprimir, reducir los márgenes, el espaciado y el tamaño de la fuente cuando sea posible.
  • Guardar el papel que fue usado en una sola cara y usarlo como borrador o para impresiones de prueba.
  • Elegir reenviar los e-mails en lugar de imprimirlos.
  • Optar por papeles blanqueados con procesos más benignos para el ambiente y la salud. Por ejemplo, evitar la compra de papeles blanqueados con cloro elemental.
  • Seleccionar papeles con menores grados de brillantez o de tonalidades más oscuras, lo que significaría un menor uso de químicos nocivos.
  • Incorporar el uso de papeles con menor "espesor" o gramaje.