| Fundación Vida Silvestre Argentina



¿Por qué son importantes?

Las áreas protegidas desempeñan un papel fundamental para asegurar que los ecosistemas sigan funcionando y proporcionando servicios ecosistémicos.

1. Son una herramienta clave para integrar la conservación de la diversidad biológica con el uso sostenible de los recursos

Las áreas protegidas no sólo garantizan la conservación de las especies de la flora y la fauna. También aseguran la protección de las cuencas y la producción en áreas vecinas. Proveen de agua dulce a poblaciones y áreas de producción agropecuaria, pero también son el ámbito de reproducción de especies con valor comercial como la merluza. Al mismo tiempo, algunas áreas protegidas admiten determinados usos productivos como, por ejemplo, el turismo y el aprovechamiento sustentable de la madera, y son el espacio ideal para poner a prueba herramientas para manejar en forma sustentable los recursos naturales.

Ejemplos:
  •  En la Reserva Marina del Hoop, en Sudáfrica, en sólo 4 años de manejo controlado el rendimiento de las capturas pesqueras se multiplicó por 5 para seis de las diez especies comerciales claves de la región.
  •  En la Reserva de Vida Silvestre San Pablo de Valdés (Chubut) crecieron las poblaciones de distintas especies de la fauna y la flora como, por ejemplo, los guanacos, cuya población pasó de 240 en 2006 a 850 en 2009.

2. Proveen servicios ambientales esenciales para el bienestar humano

Servicios de suministro: bienes obtenidos de la regulación de los procesos naturales (EJ: alimentos, medicinas, madera, fibra, biocombustibles)
Servicios de regulación: beneficios obtenidos de la regulación de procesos naturales (EJ: filtración de agua, descomposición de residuos, regulación climática, polinización de cultivos)
Servicios de apoyo: regulación de funciones y procesos ecológicos básicos que son necesarios para el suministro de todos los demás servicios (EJ: ciclo de nutrientes, fotosíntesis, formación de suelo)
Servicios culturales: beneficios psicológicos y emocionales obtenidos de las relaciones del hombre con los ecosistemas (EJ: experiencias recreativas, estéticas y espirituales enriquecedoras)

Ejemplos en el mundo:
  • Más del 80% del agua de Quito, la capital de Ecuador, se origina en tres áreas protegidas.
  • Determinadas arboledas y árboles dentro de los bosques del sureste de Camerún tienen un importante valor espiritual para los Baka (pigmeos).
  • Un compuesto de un microorganismo del suelo asilado en Noruega es utilizado para evitar el rechazo a los transplantes de órganos.
  • Las comunidades que viven cerca de los bosques inalterados de la Isla de Flores en Indonesia presentan muchos menos casos de malaria y disentería que las comunidades vecinas que carecen de bosques inalterados
  • Aproximadamente, 75% de los 100 cultivos más importantes del mundo dependen de los polinizadores naturales.
  • Cerca de la tercera parte de las 105 ciudades más grandes del mundo obtiene una proporción significativa del agua potable directamente de las áreas protegidas.
  • Más de la mitad de los compuestos médicos sintéticos actuales son de origen natural, incluyendo drogas como aspirinas y quininas.
Ejemplos en la Argentina:

  •  El 40% de los turistas que visitan el país lo hace motivado por visitar un Parque Nacional (PN).
  •  El 41% de la energía hidroeléctrica que se produce en el país tiene origen en 3 PN (Lanin, Nahuel Huapi y Alerces)
  •  La Reserva Provincial Las Costas abastece de agua potable a la ciudad de Salta.
3. Son SOLUCIONES NATURALES para adaptarnos mejor a los impactos del cambio climático

En la Argentina sobran ejemplos sobre cómo el cuidado de los ambientes naturales puede mejorar la adaptación a los impactos generados por los cambios del clima, y preservar los valiosos servicios ambientales que brindan a la humanidad:
  • La conservación de ecosistemas como los Esteros del Iberá contribuye a reducir las sequías y, al mismo tiempo, a mantener el nivel de producción de alimentos por su rol en la regulación de las precipitaciones regionales.
  • La selva húmeda, como el bosque atlántico, no solamente juega un rol importante en la absorción de CO2, sino que también ayuda a estabilizar el clima local y a mantener la calidad del agua.
  • Los humedales costeros y las dunas que se encuentran en Buenos Aires absorben la energía de las olas y estabilizan el suelo actuando como defensa natural.
  • Inclusive la función de nuestro mar resulta clave, dado que, desde la era industrial, los océanos han absorbido alrededor del 30% de las emisiones atmosféricas de CO2.
 
	© Lagartija, Liolaemus, Parque Provincial Laguna Brava, La Rioja
© Lagartija, Liolaemus, Parque Provincial Laguna Brava, La Rioja
 
	© Parque Nacional Los Glaciares, provincia de Santa Cruz
© Parque Nacional Los Glaciares, provincia de Santa Cruz
 
	© Carpinchos en  los Esteros del Ibera, Reserva Provincial del Ibera, provincia de Corrientes
© Carpinchos en los Esteros del Ibera, Reserva Provincial del Ibera, provincia de Corrientes