Los bosques: reguladores del clima | Fundación Vida Silvestre Argentina

Los bosques: reguladores del clima



Publicado: 24 February 2010
Bosques en Chaco
© Claudio Bertonatti
A través del proyecto Conservación de Bosques Chaqueños y promoción del Desarrollo Local, financiado por empresas del grupo HSBC, la FVSA trabaja para recuperar el paisaje chaqueño restaurando áreas degradadas del bosque con la plantación de especies nativas (algarrobo blanco, espina corona y quebracho, principalmente) en el Corredor Biológico a lo largo del curso del Río Negro, que conecta el Parque Nacional Chaco con la Reserva de Uso Múltiple Colonias Unidas.

Esta iniciativa alienta el desarrollo de la comunidad local, mediante la restauración del recurso forestal, útil para la producción de madera así como de forraje y sombra para la ganadería.

El proyecto incluyó también equipamiento para el acceso al agua (perforaciones) y capacitaciones sobre su captación y su uso eficiente. Esto es una necesidad insoslayable para regar las plantaciones. Pero, principalmente, una necesidad básica insatisfecha que, además, favorece la incorporación de otras actividades (ganadería, miel, huerta, etc.), diversificando la producción y el riesgo ante eventos como la sequía. “La restauración del bosque contribuye a disminuir los efectos de la sequía, protegiendo las cuencas hídricas, permitiendo que una mayor proporción del agua de lluvia quede retenida en la vegetación y en el suelo por más tiempo y con mayor calidad”, afirma Ulises Martínez de la Fundación Vida Silvestre. “Además los bosques chaqueños son también una importante fuente de forraje para el ganado, que aún en situaciones extremas como esta tienen la capacidad de seguir produciendo chauchas, ya que están adaptados al clima local”.  

Actualmente, las emisiones producidas por la deforestación y la degradación forestal generan cerca del 20% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Para mitigar los efectos del Cambio Climático y conservar la rica biodiversidad de los bosques hay que conservarlos y promover su manejo sustentable por parte de las comunidades locales.

Juan Villanueva, Presidente de la Unión de Pequeños Productores de Colonias Unidas, 14 de Julio, confesó: “nosotros en el pasado cortamos muchos árboles. Por suerte ahora tomamos conciencia que también tenemos que plantar, para recuperar lo que cortamos para nuestros hijos”.

En el mismo sentido se expresó Jorge Ávalos, Concejal de Colonias Unidas: “tenemos que tomar conciencia de lo valiosos que son nuestros montes, únicos en el mundo, y comprometernos con su cuidado, para nosotros y para nuestro futuro”. 

Según el Intendente del Parque Nacional Chaco, Claudio Onetto “el Parque Nacional Chaco está quedando aislado. Es una isla en la que se mantienen los últimos bosques bien conservados del Chaco Húmedo. Es necesario trabajar con los productores del entorno para lograr que las especies y los ecosistemas, que protege el parque, mantengan una funcionalidad regional en conexión con otras reservas provinciales”.

Luego de la presentación los presentes plantaron en una plaza local cuatro ejemplares de algarrobo y lapacho. Además se dejaron más de doscientos ejemplares de especies nativas para plantar en escuelas, parques, iglesia y otros espacios públicos de Colonias Unidas.
Bosques en Chaco
© Claudio Bertonatti Enlarge