FVSA llama a evitar el consumo de merluza juvenil | Fundación Vida Silvestre Argentina

FVSA llama a evitar el consumo de merluza juvenil



Publicado: 17 March 2010
Crisis de la merluza
© Martin Brunella
Vida Silvestre lanza un llamado para evitar el consumo de merluza juvenil
 
Ante el pedido de la Presidenta de comer merluza en lugar de carne, y a pocos días de Semana Santa, período de mayor consumo de pescado en la Argentina, la Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) lanza un llamado para alertar a los consumidores sobre el consumo de filetes de merluza de menos de 25 cm y reclama al Consejo Federal Pesquero la implementación inmediata de dispositivos que eviten la pesca de juveniles.
 
Buenos Aires, 17 de marzo de 2010.- La merluza común es el pescado más conocido y consumido por los argentinos y, también, el más demandado por los mercados internacionales. Pero, de acuerdo a la Fundación Vida Silvestre Argentina, cada vez queda menos merluza y, cada vez, es más chica. Durante décadas, fue uno de los recursos pesqueros más abundantes del mar argentino. Sin embargo, donde hace 20 años había 10 merluzas adultas, hoy sólo quedan dos. Y, ante la desaparición de adultos, se están capturando peces chicos, alterando todo el ciclo de esta especie y agravando la crisis que actualmente atraviesa, y que ya ha afectado a miles de trabajadores y una decena de empresas en los últimos años.
 
“Promover el consumo de pescado en el mercado interno era una deuda pendiente. Pero sería irresponsable no advertir que la merluza común atraviesa una de las peores crisis de la historia, principalmente, a causa de la sobrepesca y la captura de juveniles. Los juveniles son aquellos ejemplares pequeños, de menos de 35 cm, equivalentes a un filete de menos de 25 cm. Por eso, resulta necesario que los consumidores soliciten en las pescaderías o supermercados, filetes que sobrepasen este tamaño, o que opten por algunas especies alternativas, como el mero, el gatuzo, el pez palo, el pargo o la palometa”, explicó Guillermo Cañete, Coordinador del Programa Marino de la Fundación Vida Silvestre Argentina.
 
El problema se agravó cuando  el 13 de febrero de 2009, el Consejo Federal Pesquero dispuso la suspensión del uso de un dispositivo de selectividad que permitía que los juveniles escapen de las redes que pescan merluza (DEJUPA). Como consecuencia de sucesivas prórrogas, este año, se cumplirán 450 días sin protección para los juveniles. Por ello, la FVSA presentó un pedido al Consejo Federal Pesquero, en febrero de 2010, exigiendo la implementación inmediata de dispositivos que eviten la pesca de juveniles. Sin embargo, hasta la fecha, pese a haberse cumplido el plazo correspondiente, la organización no recibió respuesta a su reclamo.
 
 “Si quitamos los peces pequeños del agua hoy, antes de que se reproduzcan, no van a quedar peces para mañana y, sin pescado, no habrá pesca ni pescadores. Con este negocio pierden todos, las empresas, los trabajadores, los consumidores y el ambiente”, sostuvo Diego Moreno, Director General de Vida Silvestre. “Salvar los juveniles de hoy, es salvar la pesca de mañana”, ese es el lema de la advertencia lanzada por la  FVSA.
 
Por este motivo, Vida Silvestre invita a los argentinos a expresar su apoyo a este llamado, adoptando hábitos sanos para la gente y para el ambiente, a la hora de consumir pescado:
 

¡No compres filetes de merluza de menos de 25 cm!


El tamaño de una merluza adulta es de más de 35 cm. Pero sin cabeza ni cola, una merluza adulta equivale un filete de más 25 cm. Recordá que si salvamos los juveniles hoy, estamos salvando la pesca de mañana.

Optá por especies alternativas:
  • Gatuzo: Más conocido como palo rosado, esta especie de tiburón puede sostener un incremento de consumo interno. Su punto a favor: no tiene espinas!
     
  • Pez Palo: Forma parte del variado costero que venden en las pescaderías y tiene un excelente filete.
     
  • Palometa: Esta especie suele ser capturada junto con la de merluza y, generalmente, es arrojada al mar por su bajo valor comercial. Pero, su sabor es excelente, y su consumo evitaría su descarte y desperdicio.
     
  • Mero: Al igual que la palometa, este recurso de gran sabor, puede aportar a su mejor alimentación si la gente opta más a menudo por su consumo.
     
  • Pargo: Forma parte del variado costero bonaerense. Es muy semejante a la corvina y puede reemplazarla muy bien.
“Con este llamado queremos dejar en claro que no estamos en contra del consumo de pescado. Y esperamos que la respuesta de la gente muestre a nuestras autoridades que los argentinos somos conscientes del problema de la pesca y que queremos medidas inmediatas para corregir la situación, como la implementación efectiva e inmediata de dispositivos de selectividad”, agregó Moreno.
 
A escala internacional, se están desarrollando acciones similares que complementan esta iniciativa local. En España, por ejemplo, WWF, coordina desde hace 2 años una acción con cocineros en contra del consumo de atún rojo que ha tenido muy buenos resultados.
 
Materiales disponibles:
 
Carta enviada por la FVSA al CFP en febrero 2010.

Material fotográfico y audiovisual, comunicarse con Florencia Lemoine, flmarino@vidasilvestre.org.ar, o al 0223 155620777.
 
Contacto para la prensa:
 
Florencia Lemoine
Responsable de Comunicación y Prensa
Fundación Vida Silvestre Argentina
Tel (54-11) 4331-3631/4343-4086 int.46
E-mail: flmarino@vidasilvestre.org.ar
Defensa 251- 6to.K, (C1065AAC) Ciudad de Buenos Aires
www.vidasilvestre.org.ar
 

Sobre Fundación Vida Silvestre Argentina
 
La Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) es una organización privada no gubernamental, de bien público y sin fines de lucro creada en 1977.  Su misión es proponer e implementar soluciones para conservar la naturaleza, promover el uso sustentable de los recursos naturales y una conducta responsable en un contexto de cambio climático. Desde 1988, está asociada y representa en la Argentina a WWF, una de las organizaciones independientes de conservación más grande del mundo, presente en 100 países. 

Para más información: www.vidasilvestre.org.ar


Crisis de la merluza
© Martin Brunella Enlarge
Regla
© FVSA Enlarge
Medi tu compromiso con la merluza!
© Ricardo L. Mosso - FVSA Enlarge