Polémica poda en el Parque Rivadavia | Fundación Vida Silvestre Argentina

Polémica poda en el Parque Rivadavia



Publicado: 15 January 2012
© Polémica poda en Parque Rivadavaia - Artículo publicado en el Diario La Nación el 15 de Enero de 2012
Noticia Publicada el 15 de Enero de 2012 en el Diario La Nación.

Espacio verde de Caballito / Los vecinos se quejan de la magnitud de la medida
Polémica poda en el parque Rivadavia
Después de la muerte de una mujer, el gobierno cortó gran parte de los árboles; varios especialistas se mostraron en desacuerdo.

"Es criminal lo que hicieron. Esto no es una poda, es tala", denuncia enojada Sara Torrete mientras camina por el parque Rivadavia, el que recorre desde joven y donde han jugado todos sus hijos. "Es el único pulmón del barrio y me duele que hayan hecho esto. Es evidente que lo hizo gente que no sabe, que no quieren pagarles a quienes sí entienden", continúa ofuscada, ante la mirada de su hija Patricia que asiente al oír el lamento materno.

No son las únicas. Los vecinos de Caballito se quejan desde hace un mes de la "poda excesiva" que ha llevado a cabo la Dirección General de Arbolado de la ciudad en el espacio verde del barrio.

A pesar de no ser la época indicada, son varios los árboles a los que se les cortaron sus ramas, incluso las copas enteras. Así, los visitantes frecuentes del parque se disputan los escasos espacios de sombra que aún quedan y sufren por la estética empobrecida de la arboleda de la zona.

Según explicó el Ministerio de Ambiente y Espacio Público en un comunicado, "se trata de una poda de corrección y balanceo para que los ombúes resistan de la mejor manera posible eventuales fenómenos climáticos severos que pudiesen dañarlos, reduciendo, asimismo, el riesgo de ocurrencia de eventuales accidentes a los usuarios del mencionado espacio verde". Sin embargo, los vecinos afirman que también se han podado magnolias, pinos y demás especies.

La controversia se da en un delicado contexto, pues en noviembre pasado una mujer murió en el parque al ser golpeada por una pesada rama de un eucalipto que se desprendió desde unos diez metros de altura. En ese momento, el gobierno de la ciudad explicitó que había monitoreado los árboles del parque hacía poco más de un mes: "Los árboles del parque Rivadavia fueron revisados por especialistas del Ministerio de Ambiente y Espacio Público luego de las lluvias del 7 de octubre".

Así, el intento de prevención de un nuevo accidente parece desproporcionado. "En una ecuación conflictiva, la solución fue liquidar los árboles", resumió a La Nacion Carlos Fernández Balboa, responsable del área de educación de la Fundación Vida Silvestre.

"Con la intención de reparar el incidente generaron algo peor porque lo que hicieron no ayuda a nadie", enfatizó el ingeniero forestal Víctor Marecos.

Fabián Jorquera, de 16 años, camina abrazado a su novia, Camila Samaniego, de 15. Es una tarde de calor, y los novios debaten dónde sentarse a descansar. "No dejaron nada de sombra; acá tampoco podemos sentarnos", se lamentó Camila.

Olga Maciel, de 85 años, pasea todas las mañanas por el parque, toma asiento en algún banco y se resguarda del sol bajo las ramas de los árboles. Esta tarea, admite, se le ha dificultado últimamente. "No dejaron sombra. Si iban a podar así tendrían que haber cambiado los bancos a los lugares donde dejaron sombra", detalla.

RESPETAR LOS ÁRBOLES

Marecos explica que la poda en arbolado urbano debe hacerse priorizando la seguridad de los ciudadanos, pero manteniendo la estética de los parques. "Debe dejarse siempre un 70% de copa y un 30% de fuste aproximadamente. Es importante que sea una poda de formación, que respete la forma natural del árbol", señala Marecos, que se desempeña como asesor en la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines y trabaja en la Fundación Vida Silvestre. "La poda es siempre una operación traumática para los árboles porque se les saca capacidad fotosintética. La época para hacerlo es invierno, donde se reduce esta actividad y los árboles atraviesan una especie de letargo", agrega.

"Al realizar una poda tan grande y al hacerlo en verano la recuperación será mucho más lenta. Con altas temperaturas quedan expuestos a agentes patógenos como hongos, insectos y plagas en general", argumenta Marecos. "Lo que han hecho es una sobredimensión: por temor a que se caiga la copa, cortaron la copa entera. No es algo lógico", enfatiza.

DIXIT

"Hicieron cualquier cosa. Desde que murió la señora cortaron todo. Por ahí quisieron prevenir, se equivocaron y se les fue la mano. Está bien podar algunas ramas, pero cortaron un montón que era obvio que no se caían"
FABIAN JORQUERA Y CAMILA SAMANIEGO
vecinos de Caballito

"No dejaron sombra. Si iban a podar así tendrían que haber cambiado los bancos a los lugares donde dejaron sombra. Si hay peligro, está bien que corten, pero la gente a veces no piensa. No es cortar por cortar"
OLGA MACIEL
visita el parque todos los días
© Polémica poda en Parque Rivadavaia - Artículo publicado en el Diario La Nación el 15 de Enero de 2012 Enlarge