Selva Paranaense | Fundación Vida Silvestre Argentina

Selva Paranaense



La Selva Paranaense es uno de los últimos remanentes del Bosque Atlántico, que fue la segunda selva más grande de Sudamérica después del Amazonas, y de la que se destruyó cerca del 92%. La mayor superficie continúa de selva original superviviente, y a su vez la mejor conservada, se centra en la provincia argentina de Misiones.

Sólo en el Parque Nacional Iguazú se registran, aproximadamente, 250 especies de árboles y 85 variedades de orquídeas. Cerca de 500 especies de aves (la mitad de las especies del país) habitan en esta ecorregión. El yaguareté encuentra en la selva misionera uno de los últimos refugios de su población en Argentina: se estima que quedan menos de 60 ejemplares en la zona.

Si bien Misiones es la provincia con mayor cantidad de reservas, todavía enfrenta muchas amenazas. La principal es la deforestación: la extracción maderera ilegal se sigue practicando. Además, la expansión de la frontera agropecuaria avanza, por lo que es prioritaria la correcta implementación de la Ley de Bosques.

¿Cuáles son las señales de la Selva Paranaense?



Yaguareté



Detener la deforestación
 
 
	© Cataratas del Iguazú, Misiones
© Cataratas del Iguazú, Misiones
 
	© Yaguareté. Monumento nacional natural
© Yaguareté. Monumento nacional natural