Señales generales | Fundación Vida Silvestre Argentina

Señales generales



Estas son las señales generales, comunes a todas las ecorregiones de Argentina. Son muy importantes, ¡prestales atención!



Artículo 41 de la Constitución Nacional: Derecho a un ambiente sano

Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras, y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley.

Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización natural de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales.

Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquellas alteren las jurisdicciones locales.

Se prohíbe el ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos, y de los radioactivos.




Eficiencia energética

Una de las estrategias centrales para reducir el consumo innecesario de energía es el impulso de una política de eficiencia energética.
La eficiencia energética es el conjunto de acciones que tienen como objetivo el empleo de menores cantidades de energía para la obtención de un servicio energético como, por ejemplo, climatización, transporte, conservación de alimentos e iluminación.

Podemos clasificarlas en:
• Empleo de tecnologías eficientes (apagado y/o encendido automático de luces, por ejemplo).
• Diseño óptimo y buenas prácticas en la operación y mantenimiento de las instalaciones energéticas.
• Cambios de actitudes a partir de la concientización y la educación, que conduzcan a emplear la energía más apropiadamente y no a derrocharla.

¡Los beneficios son muchos!

Al hacer un uso eficiente de la energía, ayudamos a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero -principal causa del calentamiento global-, protegemos nuestros recursos no renovables, favorecemos que los servicios energéticos se brinden a un menor costo y, de esta manera, cuidamos nuestro bolsillo.

Eficiencia energética
Qué podés hacer



Consumo responsable

La Argentina, como país esencialmente productor y exportador de commodities, sustenta con sus recursos naturales el consumo interno y el consumo de regiones alejadas como Europa y Estados Unidos.

Por ello, en la Fundación Vida Silvestre Argentina trabajamos coordinadamente con la red de WWF, para promover cambios en el mercado global destinados a que países, empresas y ciudadanos desarrollen prácticas comerciales que apunten a reducir la huella ecológica global y, por consiguiente, el impacto sobre el cambio climático y los recursos naturales.

A nivel local, trabajamos junto con productores, empresas y consumidores para impulsar buenas prácticas de manejo de los bosques, la pesca y la ganadería, y promovemos el uso racional de la energía impulsando políticas de eficiencia energética.



Residuos

El manejo de los residuos es un problema que se remonta al origen de la vida sedentaria; desde la Revolución Industrial, su magnitud y consecuencias cambiaron para peor: alrededor de 7000 millones de personas habitan el planeta, y producen millones de toneladas de basura por día. Una parte tardará miles de años en degradarse, otra afecta la salud del planeta, y toda ocupa mucho lugar.

Para reducir la basura, usá las "Tres R": Reducir, Reciclar y Reutilizar. ¿Cómo?

-REDUCÍ comprando sólo aquello que necesites, en lo posible artículos no descartables, de larga duración; utilizá menos papel pagando tus cuentas por internet o imprimiendo doble faz; elegí productos que sean responsables con el medio ambiente.

-RECICLÁ seleccionando y separando lo que tires; hacé compost con pasto, hojas secas y desechos orgánicos; comprá productos hechos con material reciclado para hacer una economía dinámica.

-REUTILIZÁ reparando ropa, muebles y artefactos y donando lo que no utilices; antes de descartar algo pensá si puede tener algún uso; volvé a usar botellas de leche, latas de café u otros contenedores; dejá que otros utilicen productos que te sobren.





Contaminación

La contaminación ocupa un lugar cada vez mayor en la vida y percepción de personas y sociedades. No sólo como factor de agresión para la vida en su conjunto, sino también como preocupación a resolver. Sus causas directas como las descargas ilegales y las manifestaciones, como la pérdida de calidad ambiental, son relativamente fáciles de percibir y cuantificar. En cambio, la identificación de las raíces del problema suele ser más difícil y muestra múltiples razones: culturales, sociales, económicas, tecnológicas e institucionales.

Hay diversos tipos de contaminación ambiental, que se clasifican según el medio afectado: así, la contaminación puede ser atmosférica, del agua o del suelo. También se puede clasificar según el agente contaminante, como en el caso de la contaminación química, biológica, térmica, radiactiva, acústica o visual.
 
© Gozar de un ambiente sano es un derecho constitucional.
© Gozar de un ambiente sano es un derecho constitucional.
 
© Las etiquetas de eficiencia energética informan el nivel de consumo de energía de un aparato
© Las etiquetas de eficiencia energética informan el nivel de consumo de energía de un aparato
 
© Reemplazá las lámparas que más horas al día permanecen encendidas por lámparas de bajo consumo. Consumen 75% menos de energía y duran 6 veces más
© Reemplazá las lámparas que más horas al día permanecen encendidas por lámparas de bajo consumo. Consumen 75% menos de energía y duran 6 veces más
 
© Separación de residuos
Wikimedia
© Separación de residuos
 
© El Riachuelo, uno de los lugares más contaminados del mundo
© El Riachuelo, uno de los lugares más contaminados del mundo