Consumo responsable



Los actuales patrones de consumo mundiales son insostenibles, impulsados por el rápido crecimiento de la población mundial (que se triplicó en los últimos 100 años, y se espera que aumente un 30% más en los próximos 35), el aumento de la riqueza mundial y el consumo asociado a la inclusión de millones de personas de las clases pobres a las clases medias (tendencia que se espera que se triplique para el año 2030) y la aceleración de una cultura de “consumismo” entre los grupos de ingresos más altos, quiénes representan la mayor proporción per cápita del consumo mundial. La situación del ambiente global está íntimamente vinculada con el consumo. Y la solución requiere de un cambio en las formas en que las personas consumen. 

El consumo responsable es el que hace referencia a un consumidor consciente de sus acciones, que verifica los impactos del producto o servicio que adquiere a lo largo del proceso de compra. El concepto propone además nuevas formas ambientales bajo las cuales el producto se desarrolla, de distribuye y se dispone a través de su vida útil. 

La demanda global es cada vez más exigente a la hora de comprar un producto o adquirir un servicio. La tendencia mundial hacia un consumo más responsable aumenta día a día:  El consumidor exige cada vez más saber de dónde provienen las materias primas, cómo se produjo, cuánta energía y agua se utilizó, cuántos residuos se generaron, si incluyen trabajo en blanco y decente, si incluyen prácticas de comercio justo con los proveedores, y la lista sigue. Es fundamental promover el involucramiento del consumidor, ofreciéndole garantías e información sobre los productos que consume. Ya se consiguieron algunos avances en Argentina, como el sistema de etiquetado de eficiencia energética (obligatorio para algunos artefactos) o la certificación de la pesquería de la merluza. 

Vida Silvestre propone que la Argentina se involucre activamente en el desarrollo de sistemas de compras sustentables en todo lo vinculado a compras y contrataciones en el sector público. Se sugiere adoptar e incentivar a través de diferentes instrumentos de políticas públicas, estándares de calidad con reconocimiento internacional, para aquellas actividades basadas en el uso de los recursos naturales como la pesca, la ganadería, la agricultura y la actividad forestal, con el objetivo de brindarle al consumidor certezas sobre su desempeño ambiental, y al mismo tiempo, brindarle oportunidades de mercado internacional a esos productos argentinos. Asimismo, se propone acelerar y fortalecer el sistema de etiquetado de eficiencia energética nacional para electrodomésticos y automóviles, para facilitar la información al consumidor y su educación.

Qué hace Vida Silvestre

  • En 2006, Vida Silvestre presentó el informe Escenarios Energéticos para la Argentina (2006-2020), donde se estimó  que el potencial de reducción para ese período podía ser entre un 30 y un 48% con respecto a las emisiones estimadas para 2020, si se aplicaran políticas para la reducción del consumo. Una parte importante de este potencial de ahorro se encuentra en el sector residencial y en el sector comercial/público. Estos dos sectores concentran el 62% del potencial de ahorro de energía eléctrica. 
  • En 2013 se realizó una actualización de ese informe, "Escenarios energéticos para la Argentina (2013-2030) con políticas de eficiencia" que refleja las medidas ya implementadas en el sector eléctrico y que comenzaron a mostrar resultados concretos. A su vez, se elaboró un análisis de todos los sectores más relevantes en la materia (Eléctrico, Industrial, Transporte, Hábitat) y se comparan y confeccionan diferentes escenarios energéticos: el “Escenario Tendencial sin políticas de eficiencia energética” o “Tendencial SPE”, (el escenario que se generaría si no se adoptasen medidas de eficiencia energética), y los diferentes escenarios eficientes de cada uno de los sectores estudiados. 
  • Desde 2009 Vida Silvestre desarrolla el proyecto "Check Out para la Naturaleza” (Check Out for Nature), una iniciativa de WWF Internacional que se realiza en varios países de Europa, Medio Oriente y Asia. Se trata de un original mecanismo que permite financiar iniciativas de turismo responsable y conservación de la naturaleza, mediante el aporte voluntario de turistas y la predisposición de los hoteles involucrados.
 
© Por una producción y consumo responsable: impulsamos la eficiencia energética
© Por una producción y consumo responsable: impulsamos la eficiencia energética
 
© Hace falta implementar políticas para reducir el consumo de energía
© Hace falta implementar políticas para reducir el consumo de energía
 
© FVSA
Etiquetas de Eficiencia Energética
© FVSA