Conocer y Disfrutar el Cóndor



En el mes de agosto comenzamos a desarrollar el proyecto “Conservar y disfrutar el cóndor” en la Reserva Cerro Blanco  en la provincia de Córdoba. Este proyecto, presentado por la Fundación Vida Silvestre Argentina, fue uno de los ganadores del certamen “Amigos por el Mundo” organizado por Disney Latino.

El cóndor andino, el ave voladora más grande del mundo y emblema de la Cordillera de los Andes y sierras vecinas, se encuentra amenazado. Sus poblaciones estarían en decrecimiento en toda la región.
En la provincia de Córdoba ha sido parte de la identidad de los pueblos originarios -Comechingones– como así lo demuestra su silueta en vuelo en pinturas rupestres. A su vez, es uno de los principales atractivos turísticos de las Sierras Cordobesas por ser un ave emblemática y con un vuelo majestuoso.

El cóndor juega un rol importante a nivel ambiental, ya que consume restos de animales muertos contribuyendo a la circulación de la materia dentro de los ecosistemas. Esta especie se encuentra en la categoría vulnerable en la Argentina, según la Resolución 348/210 de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Desde el 2004, y a partir del interés de sus propietarios, se creó la Reserva  Cerro Blanco (vecina a la localidad de Tanti, Córdoba). En sus 400 hectáreas esta reserva natural privada protege una población de cóndores y fomenta su valoración a través de la educación ambiental y el turismo.

En el mes de octubre de 2008 se registró en la Reserva Cerro Blanco  la presencia de un nido de cóndores, gracias al trabajo del guardaparque Joaquín Piedrabuena y de la bióloga Carolina Gargiulo del Centro de Zoología Aplicada. Este descubrimiento fue el primer registro concreto de nidos de cóndor en la provincia de Córdoba. A partir de la confirmación de la presencia del nido se empezaron a realizar tareas de monitoreo del comportamiento de estas aves durante la etapa de nidificación y cría del pichón para ampliar el conocimiento del cóndor en estado silvestre.

A través de un programa de educación ambiental con docentes y alumnos de escuelas vecinas a la Reserva Cerro Blanco y de un uso turístico responsable, el proyecto “Conservar y disfrutar el cóndor” fomenta la valoración del cóndor y el involucramiento en la conservación de su ambiente natural.

Por otra parte, se planificará un monitoreo de la población de cóndores y el seguimiento de sus nidos por parte de investigadores, se realizarán actividades de restauración del hábitat, y se delinearán las principales actividades para garantizar un manejo efectivo de la reserva a mediano plazo.

Por haber ganado el concurso Amigos por el Mundo de Disney Latino, el Proyecto “Conservar y disfrutar el cóndor”, cuenta con la posibilidad de ampliar los objetivos de los propietarios del Reserva Cerro Blanco: que niños y docentes de escuelas vecinas, así como los adultos de la zona, puedan participar de actividades de educación ambiental para conocer más sobre el cóndor y la importancia de proteger su hogar.
 
 
© El cóndor andino, el ave voladora más grande del mundo y emblema de la Cordillera de los Andes y sierras vecinas, se encuentra amenazado.
Carolina Gargiulo
© El cóndor andino, el ave voladora más grande del mundo y emblema de la Cordillera de los Andes y sierras vecinas, se encuentra amenazado.
 
© El proyecto “Conservar y disfrutar el cóndor” fomenta la valoración del cóndor y el involucramiento en la conservación de su ambiente natural
Foto de Matías Terán
© El proyecto “Conservar y disfrutar el cóndor” fomenta la valoración del cóndor y el involucramiento en la conservación de su ambiente natural