Esteros del Iberá



Descripción de los Esteros del Iberá

Los esteros del Iberá de la provincia de Corrientes, que forman el humedal más grande de la Argentina, se han visto amenazados por un llamativo exceso de agua: una inundación sostenida que podría haber generado importantes cambios en el ecosistema. Hay fuertes indicios de que las obras asociadas a la represa Yacyretá han sido responsables de estos acontecimientos. Esta situación podría verse severamente agravada por el anunciado aumento de su cota a 83 m desde su actual nivel de 76 m.

Fuente continua de agua dulce, forraje para el ganado, sumidero de carbono y reservorio único de especies amenazadas, el Iberá cumple un papel clave para las poblaciones humanas de su periferia. Forma parte del paisaje y la cultura de los correntinos y es el ámbito donde se desarrollan actividades de turismo de naturaleza.

En los años 1989 y 1990, en coincidencia con el desvío del Paraná y su represamiento parcial para preparar Yacyretá, los Esteros del Iberá aumentaron su nivel de agua en casi un metro. Según los especialistas, ni las lluvias ni un eventual taponamiento del río que desagota naturalmente el ecosistema (el río Corriente) pueden explicar este aumento. Todo indica que se trataría de un transvasamiento subterráneo de agua hacia Iberá desde Yacyretá. El embalse de la represa está separado de los esteros del Iberá por apenas unos centenares de metros.

Ante la ausencia de mediciones independientes que aclaren el grado de responsabilidad de la represa Yacyretá, Vida Silvestre se opone firmemente al desarrollo de las nuevas obras relacionadas con el aumento de la cota a 83m. Si se revela que el transvasamiento es significativo, la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) debe asumir la obligación de compensar los impactos ya causados y evitar los futuros.

En esta materia, el incumplimiento al que la EBY nos ha acostumbrado es casi una tradición. Durante las dos últimas décadas, la EBY desoyó sistemáticamente las recomendaciones planteadas por ésta y muchas otras ONGs en relación a las responsabilidades ambientales asumidas. Sin embargo, desde  el año 2003 viene participando de la Mesa de Consenso Iberá Yacyretá, logro, sin dudas, de la presión realizada por la sociedad civil, a través del Foro Iberá-Yacyretá.

Hay varios factores que pueden estar estimulando esta inundación silenciosa. El ingreso de divisas por la venta de energía eléctrica es uno, pero no debería ser buscado a cualquier costo. Si el precio de estas decisiones es borrar del mapa a los Esteros del Iberá, las autoridades nacionales e internacionales involucradas deben ser plenamente conscientes de ello.

[volver arriba]

 
© FVSA
Esteros del Iberá.
© FVSA