Mares y Costas



Los mares poseen los mayores recursos naturales del mundo, proveen alimentos, minerales, energía, medios de subsistencia y oportunidades de recreación. Pero son mucho más que una simple reserva económica. Son el hogar de la mitad de la biodiversidad mundial y ayudan a regular el clima de nuestro planeta. Además, desde la era industrial, los océanos han absorbido cerca del 30% de las emisiones de CO2 en la atmósfera. Sin embargo, actualmente, menos del 4% de la superficie marina total está protegida.

El mar argentino posee una de las plataformas más extensas del mundo, con una superficie de un millón de kilómetros cuadrados y más de 4.000 km de costas. La abundancia de nutrientes y plancton caracteriza a este ecosistema, determinando su gran productividad, que sostiene pesquerías de gran importancia económica, como la merluza, el calamar y el langostino. Al mismo tiempo, cientos de carismáticas ballenas, pingüinos, delfines, tortugas y aves marinas, recorren nuestras aguas y costas marinas cada año atraídas por este espectacular escenario natural.

Sin embargo, nuestro mar es más frágil de lo que aparenta. Existen serias amenazas, como la sobrepesca, los impactos negativos del turismo, la contaminación, y la exploración petrolera, así como otras actividades vinculadas a su explotación.

En Vida Silvestre trabajamos para promover un aprovechamiento ordenado, responsable y sustentable de los recursos y ambientes del Mar Argentino y del Atlántico Sudoccidental, junto a los diferentes sectores relacionados con el mar.

Conocé el trabajo de Vida Silvestre en nuestro mar:

 
© Costa Marítima en la Reserva San Pablo de Valdés
© Costa Marítima en la Reserva San Pablo de Valdés