Vida Silvestre aboga por un sector pesquero sustentable y transparente



Publicado: 22 March 2016
© Miles de puestos de trabajo a lo largo del extenso litoral marítimo argentino dependen de la pesca
por Guillermo Cañete, Coordinador del Programa Marino de Vida Silvestre

La ausencia de un plan de manejo responsable, de un esquema claro y eficaz de participación, junto a las fallas en los controles, son algunas de las variables que ponen en jaque el futuro de la pesca y el empleo de más de 20 mil trabajadores. Es primordial hacer las transformaciones necesarias.
 
Hace años que desde la Fundación Vida Silvestre trabajamos por el desarrollo de una industria pesquera sustentable, que respete lo establecido por la ley. Pese a la normativa vigente, por ejemplo, la pesca de juveniles -uno de los principales problemas que afectan a las pesquerías de merluza y corvina- pareciera estar liberada en la Argentina.
 
Las nuevas autoridades –vinculadas a la pesca- que asumieron en diciembre de 2015, han manifestado que “hay que cumplir la ley” y parecería que eso es una novedad para el sector pesquero argentino.  La pesca ilegal no es desarrollada sólo por buques extranjeros en alta mar, como ha ocurrido recientemente con un pesquero chino, sino que es una práctica habitual en nuestras aguas. El incumplimiento de las regulaciones y los controles deficientes también son parte de una actividad ilícita.  La sub declaración y el descarte son delitos que ponen en riesgo nuestros recursos (naturales y económicos). Del dicho al hecho, dice el refrán.
 
Esto es una clara demostración de los problemas estructurales de la actividad pesquera que señalamos en Vida Silvestre:
 
•             Ausencia de un plan de manejo y un modelo nacional para el desarrollo de una pesca responsable y sustentable.
•             Ausencia de un esquema claro, eficaz y transparente de participación.
•             Exceso de capital, capacidad y esfuerzo de captura.
•             Fallas en los controles y en la fiscalización.
•             Corrupción.
 
Por ello, es imprescindible desarrollar un modelo pesquero integrado. Es decir, consensuado, participativo y teniendo en cuenta qué es lo mejor que podemos hacer con los recursos -que son patrimonio de la sociedad- y con qué estrategia los explotamos sustentablemente para beneficio de las generaciones presentes y futuras.
 
En este sentido, proponemos trabajar teniendo en cuenta los siguientes lineamientos:
 
•         Mejoramiento de la investigación marina y pesquera, con un enfoque ecosistémico y el uso eficiente de los buques de investigación
•         Nuevo modelo de gestión pesquera basado en el ecosistema que promueva el desarrollo sustentable.
•         Plan de recuperación de la merluza y otros recursos en sobreexplotación.
•         Plan de emergencia de consolidación de todo el sector pesquero.
•         Controles eficientes, transparencia, acceso público a la información, participación.
•         Implementación de prácticas de pesca responsable que disminuyan el desperdicio de la pesca acompañante y el descarte, reduciendo la mortalidad incidental de especies amenazadas como aves, reptiles y mamíferos marinos.
 
Sin duda, las autoridades enfrentan grandes desafíos para llegar a la necesaria transformación del sector pesquero. Aspiramos a que rápidamente se tomen las decisiones que permitan pasar de los dichos a los hechos.

Acción en Semana Santa
 
En el marco de esta Semana Santa –período de mayor consumo de pescado en la Argentina- Narda Lepes, junto a otros reconocidos cocineros nacionales e internacionales, ofrecerán recetas ricas y fáciles utilizando variadas especies marinas. De esta manera, se suman a la campaña por preservar la merluza común y aumentar el consumo de pescados, con una mirada sustentable, también desde la cocina.
 
La propuesta es que cada cocinero comparta, a través de las redes sociales, recetas con especies que tienen altas tasas de recuperación como el calamar, langostino, anchoíta, caballa, y aquellas con buen estado poblacional como el pez palo, merluza de cola, besugo.
 
Al ser los recursos marinos un bien público es fundamental que los consumamos de manera responsable. 

 
© Miles de puestos de trabajo a lo largo del extenso litoral marítimo argentino dependen de la pesca Enlarge