En el Día Mundial de la Biodiversidad, Vida Silvestre alerta sobre el estado de protección de nuestros recursos naturales | Fundación Vida Silvestre Argentina

En el Día Mundial de la Biodiversidad, Vida Silvestre alerta sobre el estado de protección de nuestros recursos naturales



Publicado: 21 May 2010
Fernando Miñarro - FVSA
© Fernando Miñarro - FVSA

Pese a que a nivel internacional existe la meta de alcanzar un 10% de la superficie de cada región natural protegida, la Argentina cuenta con sólo el 7.7% de su superficie continental y menos del 1% de su superficie marina en estas condiciones. La  próxima Convención de Diversidad Biológica, a realizarse del 18 al 29 de octubre en Japón, es una oportunidad para que nuestro país se comprometa a cumplir con las metas acordadas.

Según las metas planteadas en la Convención de Diversidad Biológica, firmadas en 1992 por el gobierno argentino y ratificadas en 1994 por el Congreso Nacional mediante Ley 24.375, nuestro país debía alcanzar a proteger al menos un 10% de cada región natural terrestre para el 2010 y marina para el 2012, y asegurar que la mayor parte de esas áreas protegidas se encuentren bien implementadas (con guardaparques, presupuesto, plan de manejo, entre otros) para que cumplan efectivamente con su función.

Sin embargo, actualmente en la Argentina, sólo el 7,7% (214.969 kilómetros cuadrados) de la superficie continental se encuentra protegida. A la vez, sólo un 20% de estas áreas protegidas se encuentra con un nivel aceptable de manejo, mientras que el 57% cuenta con nulo nivel de implementación.  Por otro lado, la superficie de mar y costas con algún grado de protección representa el 0,85% (7927 kilómetros cuadrados). Se estima que de las 45 áreas marino-costeras protegidas, el 80% no cuenta con recursos para cumplir sus objetivos básicos.

Por último, el nivel de protección no es parejo en todas las ecorregiones del país. Por ejemplo, los Bosques Andino Patagónicos, cuentan con un 35% de la superficie protegida, mientras que el Pastizal Pampeano apenas tiene un 1,02% protegido, el Chaco húmedo un 3,2% y el Mar Argentino un 0,85%.

Las Áreas Protegidas cumplen un rol fundamental: conservan la diversidad biológica y proveen servicios ambientales esenciales para el bienestar humano, como proveer alimentos, regular el clima (mediante el secuestro y almacenamiento de carbón), proveer fuentes de agua dulce y proteger los suelos, entre muchas otras. A su vez, son soluciones naturales para adaptarnos al cambio climático y así poder responder mejor a sus impactos. Por ejemplo:

  • La conservación de ecosistemas como los Esteros del Iberá contribuye a reducir las sequías y, al mismo tiempo, a mantener el nivel de producción de alimentos por su rol en la regulación de las precipitaciones regionales.
  • La selva húmeda, como el bosque atlántico, no solamente juega un rol importante en la absorción de CO2, sino que también ayuda a estabilizar el clima local y a mantener la calidad del agua.
  • Los humedales costeros y las dunas que se encuentran en Buenos Aires absorben la energía de las olas y estabilizan el suelo actuando como defensa natural frente al aumento del nivel del mar.
  • Inclusive la función de nuestro mar resulta clave, dado que, desde la era industrial, los océanos han absorbido alrededor del 30% de las emisiones atmosféricas de CO2.

Hasta hace unas décadas alertábamos sobre el aumento de especies amenazadas, ahora el temor es que desaparezcan ecorregiones enteras. Por eso es tan importante crear nuevas áreas protegidas como fortalecer las que ya existen", comenta Claudio Bertonatti, de la Fundación Vida Silvestre Argentina.

 2010, AÑO DE LA DIVERSIDAD BIOLOGICA

La Organización de la Naciones Unidas estableció el 2010  como el año de la Diversidad Biológica. A su vez, el 22 de mayo es el Día Mundial de la Biodiversidad, fecha en la que se celebra la protección de la amplia diversidad de seres vivos sobre el planeta y los patrones naturales que los conforman.

¿QUÉ ES UN ÁREA PROTEGIDA?

Un Área Protegida es un área manejada con normas que garantizan la protección de los recursos naturales y culturales, convirtiéndose además en la herramienta más importante para la conservación de la diversidad biológica.  Si bien la mayor categoría es la de Parque Nacional, existen otras formas de conservación como: Monumento Natural, Reserva Natural Estricta, Reserva Educativa y Reserva Municipal, entre otras.

¿QUE PROPONE LA FUNDACION VIDA SILVESTRE ARGENTINA?

  1. Gestionar la creación de  nuevas Áreas Protegidas: actualmente Vida Silvestre impulsa la creación de nuevas Áreas Protegidas en tres regiones: las Pampas (1% protegido); el Chaco húmedo (3.2% protegido) y el Mar Argentino (0.8% protegido).

Antecedentes del trabajo de Vida Silvestre en este eje

  • En 2000/2002, para compensar el impacto ambiental producido por la construcción de dos gasoductos en el noroeste argentino, gestionamos la creación de dos áreas protegidas: la Reserva Nacional El Nogalar (8.000 hectáreas) y la Reserva Provincial Pintascayo (13.000 hectáreas), en Salta.
  • En 2004 ayudamos a crear el Parque Nacional Monte León, de 62.000 hectáreas, en la costa de Santa Cruz,  al comprar las tierras y luego donarlas a la Administración de Parques Nacionales. Este se constituyó en el primer Parque Nacional de la costa Patagónica.
  • En 2009 concretamos la creación del Primer Parque Nacional de las Pampas, con la donación de la Reserva de Vida Silvestre Campos del Tuyú, en la provincia de Buenos Aires, a la Administración de Parques Nacionales.

 

  1. Hacer un manejo efectivo de las Áreas Protegidas ya existentes por su escaso nivel de implementación: Vida Silvestre promueve la formación de recursos humanos en las administraciones provinciales y brinda asistencia técnica para desarrollar mecanismos para financiar las áreas protegidas (ej. Turismo Responsable).

Antecedentes del trabajo de  Vida Silvestre en este eje

  • Manejamos dos reservas naturales propias: Reserva de Vida Silvestre Urugua-í en la provincia de Misiones, con 3.245 hectáreas. Y, la Reserva Pablo de Valdés de 7.360 hectáreas en Chubut.
  • Ayudamos a desarrollar las Reservas Privadas en la Argentina: hace más de veinte años, junto con propietarios de campos, coordinamos la Red de Refugios de Vida Silvestre para complementar la acción del Estado Nacional y provincial en materia de áreas protegidas. Hoy la red cuenta con 14 refugios en nueve provincias del país, conservando más de 170.000 hectáreas.
  • Ayudamos a fortalecer mecanismos de financiamiento de Áreas Protegidas para su gestión general. Por ejemplo, en Misiones,  implementamos en diferentes hoteles el “Check para la naturaleza”, una donación voluntaria de los turistas para la conservación de la naturaleza. 
  • Trabajamos con el sector privado, empresas pesqueras, de petróleo y gas, etc.  para promover el rol de las Áreas Protegidas Marinas en el manejo sustentable del Mar Argentino (ej. protección de hábitats claves y áreas de reproducción de la pesca, áreas de alto riesgo a los impactos de exploración y explotación de petróleo y gas). 

Para más información, comunicarse con:

 

Fernando Miñarro - FVSA
© Fernando Miñarro - FVSA Enlarge