En Salta ganaron los bosques. En Salta ganamos todos | Fundación Vida Silvestre Argentina

En Salta ganaron los bosques. En Salta ganamos todos



Publicado: 26 January 2018
Bosques
© FVSA
A través de la resolución 56/2018 el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, urge a la provincia de Salta a dejar sin efecto los permisos de desmonte autorizados en el marco de los Decretos provinciales 2211/10 y 3136/10, por resultar incompatibles con las disposiciones de la Ley N.° 26331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, e ir en contra de las disposiciones del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA).

Esta  resolución ministerial también conmina a la provincia a restaurar las más de 40.000 hectáreas desmontadas hasta el momento bajo estas autorizaciones y prohíbe la emisión de certificados de exportación de palo santo provenientes de estas áreas.

"Resulta una situación ejemplar esta resolución por parte del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable frente a lo que está ocurriendo en la provincia de Salta. Sin dudas debe ser el puntapié inicial para la revisión de los Ordenamientos Territoriales y potenciales recategorizaciones a escala predial en otras provincias de nuestro país donde, es muy probable, que haya situaciones similares. El Estado Nacional debe implementar estos controles y cuenta con el apoyo de la Sociedad Civil a la hora de implementar medidas que establezcan salvaguardas para nuestra Ley de Bosques" señala Manuel Jaramillo, director General de Fundación Vida Silvestre Argentina.

No podemos olvidar que, según los Indicadores Ambientales de la División de Estadísticas de Naciones Unidas, la Argentina fue el noveno país que más hectáreas de bosque perdió en los últimos 25 años en el mundo. Se estima que en nuestro país hemos perdido más de 7.6 millones de hectáreas de bosques nativos desde 1990.
Actualmente sólo se conserva el 27% de la superficie originalmente ocupada por bosques nativos, por lo que la Argentina está en una verdadera emergencia forestal. Hay una conexión íntima entre la deforestación y el cambio climático: en la Argentina provocó el 22% de las emisiones de gases de efecto invernadero, según consta en el último inventario de emisiones.

A 10 años de su aprobación, la Ley 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos (popularmente conocida como a Ley de Bosques) es la principal herramienta que tenemos para cuidar nuestros bosques.

"El gran Talón de Aquiles de la Ley ha sido el financiamiento, que desde los inicios ha sido insuficiente (menos del 10% de lo que le corresponde). Esto impide algo fundamental para que la ley sea efectiva: brindar apoyo económico para financiar proyectos de conservación y uso sustentable que proponen los productores, campesinos o comunidades que habitan los bosques. Sin fondos no se puede implementar el sistema de pago a los custodios de los bosques por la provisión de servicios ambientales", sostiene Jaramillo.
 
Bosques
© FVSA Enlarge