La mitad de las especies de plantas y animales, en peligro por el cambio climático en los espacios naturales más importantes del mundo | Fundación Vida Silvestre Argentina

La mitad de las especies de plantas y animales, en peligro por el cambio climático en los espacios naturales más importantes del mundo



Publicado: 16 March 2018
© Shutterstock / Olga_gl / WWF-Sweden
© Orangutanes, los grandes simios asiáticos
LONDRES, Reino Unido.-  Hasta la mitad de las especies de plantas y animales en las áreas naturales más ricas del mundo, como el Amazonas o las Islas Galápagos, podrían enfrentarse a una extinción local hacia final de siglo debido al cambio climático si las emisiones de carbono continúan creciendo a un ritmo desenfrenado. Incluso si se logra el objetivo de no superar los 2°C del Acuerdo de París, estos lugares podrían perder el 25% de sus especies, según un nuevo estudio realizado por la Universidad de Anglia del Este, la Universidad James Cook y WWF. 
 
En el estudio publicado hoy en la revista Climate Change pocos días antes de la celebración de La Hora del Planeta, el movimiento por el medio ambiente más grande del mundo, los investigadores examinaron el impacto del cambio climático en unas 80,000 especies de plantas y animales de 35 de las áreas naturales más diversas y ricas del mundo. El informe explora varios escenarios futuros de cambio climático –desde un escenario sin cortes de emisiones donde la temperatura media global aumente en 4.5°C[1] hasta un aumento de 2°C, el límite máximo de incremento de temperatura fijado en el Acuerdo de París[2]. Cada área fue seleccionada por su singularidad y la variedad de plantas y animales que allí se encuentran.
 
El informe señala que la sabana arbolada de Miombo, hogar de los perros salvajes africanos, el suroeste de Australia y el Amazonas se proyectan como algunas de las áreas más afectadas. Si hubiera un aumento global de la temperatura media de 4.5°C, se prevé que los climas en estas áreas serían inapropiados para muchas de los animales y plantas que viven allí en la actualidad, de modo que: 
  • Hasta el 90% de los anfibios, el 86% de las aves y el 80% de los mamíferos podrían extinguirse localmente en la sabana arbolada de Miombo, en el África meridional.
  • El Amazonas podría perder el 69% de sus especies de plantas.
  • En el suroeste de Australia, el 89% de los anfibios podrían extinguirse a nivel local.
  • El 60% de las especies están en peligro de extinción local en Madagascar.
  • El Fynbos, la formación vegetal más extendida en la región del Cabo en Sudáfrica,  zona que está experimentando una sequía que ha llevado a cortar el agua en Ciudad del Cabo, podría enfrentar extinciones a nivel local en un tercio de sus especies, muchas de las cuales son únicas en esa región.
 
Asimismo, unas temperaturas medias más elevadas junto a unas lluvias más irregulares se convertirán en la “nueva normalidad” según el estudio, con precipitaciones significativamente más escasas en el Mediterráneo, Madagascar y en el Cerrado-Pantanal en Argentina. Los posibles efectos incluyen[3];
 
Presión sobre los suministros de agua de los elefantes africanos, que necesitan beber entre 150 y 300 litros de agua al día.
El 96% de las tierras de cría y reproducción de los tigres Sundarbans podrían quedar sumergidos por el aumento del nivel del mar.
Nacerán menos tortugas marinas macho debido a la influencia del aumento de temperatura en la asignación del sexo de los huevos.
 
Si las especies pueden moverse libremente a nuevos lugares, entonces el riesgo de extinción local disminuye del 25% al 20% con un aumento de 2°C en la temperatura media global. Si las especies no pueden moverse, no serán capaces de sobrevivir. La mayoría de las plantas, anfibios y reptiles, como las orquídeas, las ranas y los  lagartos no pueden moverse lo suficientemente rápido para adaptarse a los cambios en el clima.
 
La investigadora principal del estudio, la profesora Rachel Warren, del Centro Tyndall de Investigación para el Cambio Climático en la Universidad de Anglia del Este, dijo: “Nuestra investigación cuantifica los beneficios de limitar el calentamiento global hasta 2°C para las especies en 35 de las áreas naturales más ricas del mundo. Hemos estudiado 80,000 especies de plantas, mamíferos, aves, reptiles y anfibios y hemos descubierto que el 50% de las especies podrían desaparecer de estas áreas sin una política climática. Sin embargo, si el calentamiento global se limita a 2°C sobre los niveles preindustriales, se podría reducir el porcentaje al 25%. No exploramos el límite del calentamiento a 1.5°C, pero se esperaría que protegiera incluso más la vida silvestre”.
 
Principalmente, el informe muestra que la mejor manera de proteger la pérdida de especies es mantener el aumento de la temperatura global tan bajo como sea posible. El Acuerdo de París se compromete a reducir el nivel de calentamiento global previsto en 4.5°C a unos 3°C, lo que reduce los impactos, pero se aprecian mayores mejoras con una limitación de 2°C; y es muy probable que limitar el aumento de la temperatura a 1.5°C protegería más aún la vida salvaje.
 
Este es el motivo por el que el 24 de marzo, millones de personas alrededor del mundo se unirán en La Hora del Planeta, para mostrar su compromiso con la protección de la biodiversidad y ser parte de las conversaciones y las soluciones para crear un futuro y un planeta más sano y sostenible para todos. La movilización global que suscita La Hora del Planeta envía también un claro mensaje a las empresas y a los gobiernos sobre el deseo global de cambiar la trayectoria actual.
 
Tanya Steel, CEO de WWF-Reino Unido, comentó: “Durante la vida de nuestros hijos, lugares como el Amazonas o las Islas Galápagos podrían volverse irreconocibles, con la mitad de las especies que viven allí arrasadas por el cambio climático causado por el ser humano. Alrededor del mundo, preciosos íconos animales como los tigres Amur o los rinocerontes de Java están en peligro de desaparecer, así como decenas de miles de plantas y pequeñas criaturas que son la base y el fundamento de la vida en la Tierra. Esta es la razón por la que en esta Hora del Planeta estamos pidiendo a la gente que haga una promesa con el planeta y realice cambios diarios para protegerlo”.

 

 
 
Casos de estudio
 
Los cambios que experimentarán las especies:
 
  • Orangutanes. Tienen un estilo de vida solitario que les permite moverse y superar la reducida disponibilidad de comida provocada por el cambio climático. Sin embargo, las hembras están estrictamente ligadas a sus territorios, lo que puede impedir que se trasladen y las pone en riesgo dada la reducción de hábitats de bosques disponibles debido a la deforestación, al cambio climático y a otras presiones humanas.
 
  • Leopardos de las nieves. Ya viven bajo condiciones extremas con muy poco margen para cambios, lo que los hace particularmente sensibles a los cambios en el clima. Su hábitat se reducirá en un 20% debido al cambio climático y los enfrentará de manera directa con el leopardo común por la comida y el territorio, lo que llevará a un mayor declive.
 
  • Tigres. Viven en paisajes muy fragmentados y sufrirán un gran impacto por la pérdida de hábitat provocado por el cambio climático. Por ejemplo, el aumento del nivel del mar previsto sumergirá el 96% del hábitat de cría y reproducción de los tigres Sundarbans. Es probable que los tigres Amur no resistan hasta el siglo siguiente si el tamaño y la calidad de su hábitat se reduce.
 
  • Osos polares. Están entre los animales más sensibles al cambio climático ya que dependen del hielo para vivir y alimentarse. Los jóvenes osos polares que no tienen tanta práctica como cazadores se ven particularmente afectados por las reducciones de comida debido al descenso de hielo. Los osos polares ya sufren declives en algunas áreas -por ejemplo, la población en la bahía Hudson se ha reducido ya en un 22% - y se prevé un brusco descenso para finales del siglo XXI debido al cambio climático.
 
  • Tortugas marinas. Son muy sensibles al calentamiento global. Mientras que se sabe que los adultos se mueven para evitar las aguas más cálidas, un clima cambiante tendrá mayores impactos en sus crías. Las tortugas son una de las especies cuyo sexo viene determinado por la temperatura. Temperaturas más elevadas provocan el nacimiento de más hembras y resultan en un peligroso sesgo de género. Además, el incremento de las inundaciones puede incrementar la mortalidad de los huevos y la arena más cálida puede producir crías más pequeñas y débiles.
 
Notas del editor
 
  1. Esta investigación ha sido objeto de una revisión por pares y publicada el 14 de marzo de 2018 en la revista académica Climate Change. La referencia es The implications of the United Nations Paris Agreement on Climate Change for Globally Significant Biodiversity Areas by Warren, R.1, Price, J., VanDerWal, J., Cornelius, S., Sohl, H.
  2. WWF ha realizado un resumen sobre la investigación titulado ‘Wildlife in a Warming World’ La vida silvestre en un mundo en calentamiento.
  3. El estudio publicado en Climate Change fue resumido de un informe encargado por WWF y liderado por Dr. Jeff Price. Incluye una revisión bibliográfica sobre los efectos del cambio climático en especies concretas liderado por Dr. Amy McDougall.
  4. Los modelos usados en la investigación provienen de la Iniciativa Wallace (http://wallaceinitiative.org), una colaboración de casi una década entre el Centro Tyndall de la UEA (Reino Unido), el eResearch de la Universidad James Cook (Australia), la Global Biodiversity Information Facility y WWF.
  5. La Hora del Planeta, organizada por WWF, es el mayor movimiento mundial por el medio ambiente que inspira a millones de personas alrededor del mundo a actuar y comprometerse con la protección de nuestro planeta y nuestro hogar. En la actualidad, enfrentamos algunas de las amenazas ambientales de mayor magnitud vistas hasta la fecha, incluida la pérdida de biodiversidad. Estamos viendo cómo nuestros océanos se llenan de plásticos y cómo el consumo excesivo diezma nuestros bosques, los pulmones de la Tierra. El año pasado, de Samoa a Tahití, 187 países y territorios se unieron en La Hora del Planeta. El apoyo a La Hora del Planeta y al trabajo de WWF ha influenciado la política climática y ha facilitado leyes más respetuosas con el clima.
  6. Sigue a WWF XX en Facebook, Twitter, Instagram o horadelplaneta XXX
  7. WWF es una de las organizaciones independientes de conservación más grandes y respetables a nivel mundial, con un apoyo de más de 5 millones de personas y una red global activa en más de 100 países. La misión de WWF es detener la degradación del medio ambiente terrestre y construir un futuro en el que los humanos vivan en armonía con la naturaleza, conservando la diversidad biológica mundial, asegurando que el uso de los recursos naturales renovables es el adecuado y promoviendo la reducción de la contaminación y el consumo ineficiente.
  8. La Universidad de Anglia del Este (UEA) ocupa la 15º posición del ranking de universidad de Reino Unido. Conocida por su liderazgo mundial en la investigación y por la destacable experiencia del estudiante, ha sido galardonada con el oro en el Marco de Excelencia en la Docencia. www.uea.ac.uk
  9. El Centro Tyndall para Investigación del Cambio Climático es una colaboración activa entre las universidades de Anglia del Este, Cambridge, Cardiff, Manchester, Newcastle, Oxford, Southampton, Sussex y, recientemente, la Universidad Fudan en Shanghai.  Lleva a cabo investigaciones de aspectos interdisciplinares del cambio climático y tiene como objetivo informar y promover el dialogo entre la sociedad sobre las opciones para gestionar el clima futuro. www.tyndall.ac.uk
 
[1] En relación a la época preindustrial
[2] El Acuerdo de París de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, fue un acuerdo firmado por 175 países en 2016.
[3] Basado en el informe de Cambio Climático, en literatura científica y en el conocimiento de los expertos de WWF.
© Shutterstock / Olga_gl / WWF-Sweden
© Orangutanes, los grandes simios asiáticos Enlarge