Día Mundial de los Océanos: 13 millones de toneladas de plásticos al año se arrojan a los océanos | Fundación Vida Silvestre Argentina

Día Mundial de los Océanos: 13 millones de toneladas de plásticos al año se arrojan a los océanos



Publicado: 08 June 2018
© Verónica Garcia - Vida Silvestre
Buenos Aires, 8 de junio de 2018- Las Naciones Unidas en 2008 establecieron que el 8 de junio se celebre el Día Mundial de los Océanos generar conciencia sobre la importancia del ecosistema marino en nuestras vidas y para ayudar a que la sociedad se comprometa en su conservación. Este año, bajo el lema «Limpiemos nuestros océanos», la celebración gira en torno a iniciativas para prevenir la contaminación por plástico y proponer soluciones para unos océanos más limpios.
Los océanos  cubren más del 70% de la superficie de la Tierra y producen aproximadamente el 50% del oxígeno que respiramos. A su vez son reguladores del clima en el mundo, tanto de la temperatura, como absorbiendo gases de efecto invernadero (CO2 principalmente) que los hacen más ácidos. Pero tienen un límite de cuánto pueden absorber y acumular sin que sus condiciones físicas, químicas y biológicas cambien y se vean impactos negativos en sus ecosistemas, y consecuentemente en nosotros.  
Las cifras actuales son alarmantes: para el 2050 se estima que podría haber más plásticos que peces en los océanos.  Según la ONU, se estima que globalmente se arrojan al mar 13 millones de toneladas de plástico cada año, lo que equivale a un camión de basura que vacía una carga completa en el océano cada minuto.
"En las costas argentinas, la situación no es diferente. Según un estudio la Argentina está entre los 30 países que más contaminan los mares con residuos plásticos. Y esto obviamente trae tremendas consecuencias para nuestra fauna marina: los lobos marinos se enredan en las redes de pesca perdidas, las gaviotas mueren por ingesta de anzuelos y bolsas, las anchoas de banco se ven afectadas por lastimaduras producidas por  aros de botellas, las tortugas verde corren riesgo por enredamiento en redes y por la ingesta de plásticos y el delfín franciscana, desprotegido por el by catch y otras problemáticas relacionadas con la pesca, sufre por la ingestión de envoltorios, bolsas, sogas y tanzas", afirma Verónica Garcia, integrante del programa marino de la Fundación Vida Silvestre Argentina.
 
El último censo de basura en playas realizado por Vida Silvestre trae resultados impactantes: en apenas 300 metros cuadrados de playa recogimos más de 5600 piezas de residuos. De ellas el 87% se trata de derivados del plástico (incluyendo pedazos de plástico, colillas de cigarrillos, bolsas, botellas, tapitas, preservativos , sorbetes, etcétera); entre otros objetos.
En la última década produjimos más plástico que en todo el siglo pasado, y se calcula que cada año se usan 500 mil millones de bolsas plásticas en el mundo. De todo el plástico que se produce, el 50% es para consumo y están diseñados para usarse una sola vez, proporcionando una comodidad momentánea antes de ser descartados, como es el caso de las bolsas,  que se usan aproximadamente por 15 minutos y después se desechan.
En este sentido Verónica García profundiza: "Con la acción del mar y el clima, este material se va fraccionando en pedazos más chicos que flotan. Por su tamaño y el olor que adquieren, son confundidos por los animales con su alimento y los ingieren". Más de 500 especies de animales marinos están afectadas por los residuos plásticos, cifra que sigue creciendo. Científicos de la Universidad Nacional de La Plata, por citar un ejemplo local, encontraron fibras sintéticas en los estómagos de 5 especies de peces del estuario del Río de la Plata.
Este plástico, que termina en los océanos, contiene una gran concentración de agentes tóxicos conocidos por generar enfermedades que impiden el desarrollo, alteraciones endócrinas, cambios de comportamiento, entre otras problemáticas. Por lo tanto, el plástico ingerido por la fauna marina y que persiste luego en el sistema digestivo, provoca disminución del apetito, bloqueos gastrointestinales, disminución de las enzimas, lo que lleva a problemas en la reproducción, en la alimentación y que en última instancia nos afecta directamente. En los mariscos, por citar una especie comercial, se ha encontrado plástico en sus tejidos que irían directamente a nuestra mesa.
El aumento de la producción de plásticos, su consumo y la mala gestión de los residuos que generan están estrechamente relacionados con la cantidad de plástico que termina en el océano. Regular el uso de los productos descartables plásticos, sancionar una ley de envases que incluya la responsabilidad extendida al productor y promover una correcta separación de la basura en origen que permita recuperar los plásticos para que puedan formar nueva materia prima, son acciones que el Estado debe encarar para realizar cambios verdaderos. Así mismo, garantizar que se cumplan las reglamentaciones vigentes sobre el manejo que deben hacer los barcos de su basura, contemplado en el Convenio Internacional para Prevenir la Contaminación por los Buques (MARPOL).
 
Acerca de Vida Silvestre
La Fundación Vida Silvestre Argentina es una organización no gubernamental, de bien público y sin fines de lucro, creada en 1977. Su misión es proponer e implementar soluciones para conservar la naturaleza, promover el uso sustentable de los recursos naturales y una conducta responsable en un contexto de cambio climático. Desde 1988 está asociada y representa en la Argentina a WWF, una de las organizaciones independientes de conservación más grande del mundo, presente en 100 países. Para más información:  www.vidasilvestre.org.ar

Contacto de prensa
Carolina Noya
Responsable de Comunicación
Fundación Vida Silvestre Argentina
carolina.noya@vidasilvestre.org.ar
Tel (011)4341-3631
Cel. (011)155-591-9852
 
 
 
© Verónica Garcia - Vida Silvestre Enlarge