Vida Silvestre opina sobre el accidente entre una embarcación y una ballena en Península Valdés | Fundación Vida Silvestre Argentina

Vida Silvestre opina sobre el accidente entre una embarcación y una ballena en Península Valdés



Publicado: 02 August 2010
Ballena Franca Austral
© Alejandro Arias
Luego del choque entre un barco carguero y una ballena franca austral, ocurrido el martes 3 de agosto de 2010 en las aguas del Golfo Nuevo, frente a Puerto Madryn (Chubut), Vida Silvestre insistimos en que se apliquen las recomendaciones obtenidas en una investigación única en el país, que se realizó con nuestro apoyo entre 2007 y 2009 para promover “Patrones de Uso de la Bahía Nueva por parte de ballenas y embarcaciones”. 
Algunas de las  recomendaciones para los navegantes de embarcaciones turísticas, deportivas, comerciales y de controles, tanto de pequeña como de gran escala son:  
  • Navegar por debajo de los diez nudos dentro del Golfo Nuevo.
  • Evitar la realización de maniobras nocturnas dentro de la rada y en los muelles.
  • Colocar vigías en los muelles, observadores en las proas y/o pequeñas embarcaciones que alerten a los barcos sobre la presencia de ballenas,
  • Evitar la realización de regatas durante los meses con presencia de ballenas en la Bahía Nueva (de mayo a noviembre). En caso de que se realicen regatas o deportes náuticos, tomar el máximo recaudo y buscar zonas de muy baja densidad de ballenas.
“La recuperación de una especie como la ballena franca austral es, indudablemente, una excelente noticia. Pero el aumento del número de ballenas en Valdés trae asociada una serie de cambios en la convivencia de quienes usan este espacio. Todas las actividades náuticas que se desarrollan en los Golfos de la Península deben reconocer y adaptarse a la presencia de estas nuevas ballenas. Básicamente, por dos motivos: por la seguridad de estas especies, y por la seguridad de las propias personas y embarcaciones”, explicó Alejandro Arias, coordinador de proyectos con especies marinas de Vida Silvestre, quien agregó que “insistimos  en sus recomendaciones y apelamos a que todos los navegantes del área se involucren y cumplan su parte”.
Vida Silvestre, la Península y las Ballenas
Entre mayo y diciembre, alrededor de 2400 ballenas francas australes visitan los golfos de Valdés, sitio Patrimonio Natural de la Humanidad, para reproducirse y criar a sus cachorros. Desde Vida Silvestre, trabajamos atentos a lo que sucede en el área para favorecer la lenta pero progresiva recuperación de esta especie (un 6% anual), a través de un ordenamiento de los usos del Golfo y, especialmente, de la Bahía Nueva.
Por eso, desde Vida Silvestre, históricamente, apoyamos una serie de proyectos en la región para favorecer su conservación, entre ellos, el proyecto “Ballenas en la Bahía”, del investigador local Daniel Perez Martinez, y los censos aéreos de mamíferos y pequeños cetáceos, que realiza el Centro Nacional Patagónico (CENPAT) para monitorearcómo evoluciona y se distribuyen las ballenas en la Península Valdés. “Debemos continuar ininterrumpidamente con los censos aéreos anuales y monitoreos de ballenas en la Bahía Nueva y continuar buscando alternativas para minimizar este tipo de eventos desafortunados”, concluyó Arias.

Contacto para la prensa:

Florencia Lemoine, Responsable de Comunicación y Prensa, Fundación Vida Silvestre Argentina
(54-11) 4331-3631 int.36, cel: 0223 155620777, e-mail: flmarino@vidasilvestre.org.ar; Defensa 251- 6to.K, (C1065AAC) Ciudad de Buenos Aires, www.vidasilvestre.org.ar
Ballena Franca Austral
© Alejandro Arias Enlarge