Fundación Vida Silvestre Argentina y Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) presentan un informe sobre la implementación de la Ley de Bosques Nativos | Fundación Vida Silvestre Argentina

Fundación Vida Silvestre Argentina y Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) presentan un informe sobre la implementación de la Ley de Bosques Nativos



Publicado: 18 June 2020
Diagnóstico estado de implementación- Ley 26.331
© Vida Silvestre
El “Diagnóstico actualizado del estado de implementación - Ley N° 26.331” destaca las principales limitantes de la Ley -a casi 13 años de su sanción- con el objetivo de plantear una agenda de trabajo para propiciar mejoras y lograr un cumplimiento pleno y efectivo.

Los bosques nativos son proveedores de servicios ecosistémicos esenciales para la vida humana y de otras especies. Estos ecosistemas contribuyen a la mitigación y adaptación al cambio climático, la regulación hídrica, dan sustento a la vida de las comunidades locales y contribuyen a la seguridad alimentaria y el desarrollo económico. En los últimos años Argentina ha sufrido modificaciones importantes sobre estos ecosistemas producto de actividades agropecuarias, urbanísticas y viales que avanzan sobre los bosques.

Argentina cuenta desde hace casi 13 años con la Ley 26.331 de Bosques Nativos, herramienta imprescindible para planificar el uso de estos ecosistemas permitiendo equilibrar producción y conservación de la naturaleza. Sin embargo, su implementación ha sido parcial. Es por ello que hoy evidenciamos la pérdida de fauna y flora y su conectividad la cual aumenta el riesgo de extinción de especies; la salinización de los suelos y aumento de las napas freáticas, lo cual afecta la calidad de los suelos y por ende la productividad agropecuaria misma e incide en el aumento de inundaciones y de sequías; y la pérdida de reservas de carbono, lo cual pone en peligro la resiliencia de los sistemas agrícolas siendo más vulnerables a los efectos del cambio climático. Además, la conversión de tierras forestales en cultivos y las actividades emplazadas en esas tierras contribuyen al incremento de emisiones de gases de efecto invernadero y nos alejan de los compromisos asumidos internacionalmente.

Por otro lado, las comunidades que viven en los bosques, cuyos modos de vida dependen de que este permanezca en pie, son desplazadas ante la deforestación, avasallando los derechos consagrados en la constitución nacional y en los tratados internacionales ratificados por el estado nacional.

El “Diagnóstico actualizado del estado de implementación - Ley N° 26.331” identifica los principales problemas de la implementación de la Ley de Bosques Nativos en base a información pública previa y a las respuestas recibidas a los pedidos de informe enviados a las provincias que abarcan nuestro Gran Chaco, más Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires y al Estado Nacional, entre febrero y noviembre de 2019. 

La Ley de Bosques modificó el escenario nacional de protección de bosques nativos y visibilizó la problemática y la importancia de la conservación de estos ecosistemas. Además, fomentó una disminución progresiva en la tasa anual de deforestación en la Argentina, estabilizándose en los últimos años. Sin embargo, a pesar de contar con esta Ley, los bosques nativos de Argentina vienen sufriendo grandes modificaciones producto del cambio de uso del suelo para actividades agropecuarias, forestales, urbanísticas y viales. El avance de la deforestación y conversión de estos ambientes naturales para dichas actividades ocasiona graves consecuencias sociales, ambientales y económicas, muchas veces, irreversibles.



 
 
Diagnóstico estado de implementación- Ley 26.331
© Vida Silvestre Enlarge